La juventud se presta a defender la patria

0
Culture

Ocho puertas rodean el cerco del Centenario. Sobre una de ellas, sobre el dintel, al lado de los mártires que aún lloran en silencio, hay una mujer y un joven niño en pie de lucha. El brazo de la mujer señala una ruta: la libertad. Al pie de la estatua, una consigna se hace invisible a los ojos de los transeúntes. «La juventud se presta a defender la patria».
Lo irónico y paradójico es que sea precisamente una estatua que nadie ve, en pleno Centro Histórico, señalando en posición de marcha al impisable «norte» (Bocagrande y sus realezas), la que nos alienta a la lucha. «Juventud, levántate. Nadie puede decirte a qué lugar llegar»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts